Tiramisú clásico

 

Clásico….. pero menos. Tiramisú suave como la seda!

 

Tiramisú clásico

Tiramisú clásico

GRADO DE DIFICULTAD: MEDIO

INGREDIENTES PARA 8 RACIONES

 

4 huevos

100 gms. de azúcar

1/2 kg. de queso crema mascarpone

1 taza de café

1 cucharada de ron

150 gms. de bizcocho de soletilla

4 onzas de chocolate negro (opcional)

50 gms. de cacao en polvo

1 pizca de sal

 

ELABORACION

 

Lavar bien y dejar los huevos un rato a temperatura ambiente (siempre que se vayan a utilizar huevos en crudo es necesario lavarlos, aunque en apariencia no estén sucios).

Preparar una taza grande  de café solo (puede ser instantáneo) pero no muy cargado. Poner 1 cucharada rasa de azúcar, el ron y dejar enfriar. Mientras tanto se ralla el chocolate y se elige un molde de tamaño y forma adecuado al de los bizcochos y con la altura necesaria para formar cuatro capas (2 de bizcocho y 2 de crema).

Batir (blanquear) las yemas con la mitad del el azúcar,  hasta que cambien de color. Incorporar el queso poco a poco sin dejar de batir hasta conseguir una mezcla uniforme y muy muy cremosa. Dejar a la espera en un bol grande pues luego tendrá que unirse a las claras.

Dispuestos a seguir batiendo, se ponen las claras con el resto del azúcar y una pizca de sal y se baten primero a velocidad moderada aumentando poco a poco hasta llegar a velocidad media-alta. Cuando estén a punto de nieve, se unen a la crema de queso preferiblemente con la espátula y, esto es muy importante, con movimientos envolventes y suaves (ahora no hay que batir) para evitar que se pierda el aire que le da la esponjosidad.

Ahora se mojan los bizcochos, uno por uno, en el café pero atención, sumergiéndolos sin llegar a soltarlos (para sacar la foto no quedaba otro remedio…) y  sacándolos inmediatamente pues de lo contrario se empapan demasiado e incluso se deshacen en las manos. Se van colocando los bizcochos en el molde, sobre éstos una capa de crema, sobre la crema se espolvorea el cacao a través de un colador y se coloca otra capa de bizcochos siguiendo el mismo criterio y terminando con una generosa capa de crema. Al final se espolvorea cacao y el chocolate negro rallado o en escamas. Se puede adornar con cualquier presentación de chocolate, (“caviar”, “fideos”…..)

COMENTARIOS

Yo casi nunca pido tiramisú fuera de casa porque siempre lo encuentro muy fuerte, con el retrogusto ácido del café y el sabor del licor ocupando el papel protagonista, hasta el punto que la crema de mascarpone pasa casi desapercibida. Sin embargo si los utilizas con mucha moderación conseguirás que estos sabores sean apenas una insinuación y tendrás un tiramisú delicado y suave.

Si tienes un robot de cocina o una batidora muy buena es un postre muy fácil, rápido de preparar y de excelente presentación, pero si no, es prácticamente imposible.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (3 votes cast)
Tiramisú clásico, 5.0 out of 5 based on 3 ratings

Autor:

Deje un comentario