Espárragos (manera de cocer)

 

GRADO DE DIFICULTAD: FACIL

INGREDIENTES

 

4-6 espárragos por ración

Agua (la necesaria para cubrir los espárragos puestos en vertical, excepto las puntas)

12 gms. de sal por litro de agua

1 cucharadita de azúcar (5 gms.) por cada litro de agua

 

ELABORACION

Poner a calentar el agua en un recipiente apropiado para la cantidad de espárragos que se van a cocer, con la proporción de sal y azúcar indicada.

Pelar los espárragos (preferiblemente con el típico pelador de verduras de dos hojas) desde la punta hasta el tallo y en esa dirección. A medida que se van limpiando se sumergen en agua fria. Una vez que están todos limpios, se colocan en una tabla todos juntos y se corta el tallo unos tres dedos y todos a la misma altura. Se reúnen formando un manojo y se atan con unas gomas elásticas o simplemente con un hilo grueso.

Cuando el agua empiece a hervir, se ponen los espárragos en vertical, procurando que se sostengan en pie. Tratamos así de evitar que las yemas, que son mucho más tiernas que el resto del espárrago cueza todo el tiempo pues se romperían (se pueden sujetar colocando una espumadera o bien metiendo alguna flanera que haga de soporte). En el momento de meter los espárragos se tapa la cazuela y se sube el calor para que vuelva a coger la cocción rápidamente, bajándola luego a fuego suave.  Se mantiene así la cocción durante los primeros 10-12 minutos, transcurridos los cuales se tumban los espárragos,  y se siguen cociendo unos minutos más. Se suele estimar un tiempo total de cocción de entre 15 y 20 minutos, pero como dependerá del grosor de los espárragos, del tiempo que haya pasado desde que se han recogido, etc., lo mejor es comprobar que se atraviesan con facilidad con la punta de un cuchillo por la parte del tallo.

Para que los espárragos estén en su punto óptimo, lo mejor es que no pase mucho tiempo desde que termina la cocción hasta que se sirven  (30 minutos por ej. está bien). En ese caso se mantienen en su caldo hasta servirlos y se presentan templados. Se pueden acompañar de salsa mayonesa, holandesa, vinagreta ….

OBSERVACIONES

Quien vaya a probar espárragos frescos por primera vez, debe olvidar la referencia de los espárragos en conserva pues el resultado que se obtiene es muy distinto (indudablemente mucho mejor, pero distinto).

Los espárragos bien cocidos, por tiernos que estén no se doblan y deben poder cortarse con una pasada de cuchillo sin encontrar un solo hilo hasta el final.

Un consejo : no tireis el agua del cocción, sirve como base para una crema de verduras, para hacer arroces… y para agregar a salsas en sustitución de agua, ahora bien, siempre teniendo en cuenta que este agua ya lleva sal.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Autor:

Tags: , , , ,

Deje un comentario