salsa de tomate casera

GRADO DE DIFICULTAD: FACIL

INGREDIENTES:

 

1 kg. de tomates muy maduros (o tomate en conserva al natural)

1/2 cebolla (1 si es pequeña)

1 diente de ajo

1 cucharadita de sal

1 pizca de azúcar

30 ml. de aceite de oliva

 

ELABORACION

 

Pelar los tomates. En algunas variedades de tomate la piel sale con mucha facilidad simplemente haciendo un corte muy superficial y tirando de ella. Si no fuera así, se escaldan en agua y una vez escurridos se les quita la piel. Trocear una vez pelados.

Picar la cebolla y el ajo y sofreir con una pizca de sal. Cuando la cebolla empiece a estar hecha, añadir el tomate, otro poco de sal y el azúcar. Hacer a fuego lento durante unos 10 minutos (cuidado, que el tomate salpica mucho si el fuego está más fuerte de lo necxesario). En 10 – 15 minutos estará hecho. Si lo tenemos más tiempo del necesario quedará más concentrado pues con la cocción perderá agua.

Una vez hecho triturar bien.

Si se necesita especialmente fino, se pasa por el chino para que no pase ninguna semilla ni resto de piel que pudiera haber quedado.

OBSERVACIONES:

Obtendremos una salsa más o menos espesa dependiendo del tiempo de cocción (a más tiempo más evaporación y por lo tanto una salsa más espesa).  Se puede aromatizar con especias (pimienta, nuez moscada…) o hierbas (orégano, hierbabuena, tomillo, etc.) y es un ingrediente básico en la elaboración de pizzas y pastas.

3 Responses

  1. Hola Iraia: Si, ya veo que eres fiel y sigues las recetas, lo que me halaga mucho. Pues siendo así, si te puedo ayudar a resolver dudas que te surjan de mis recetas o de cualquier otra, no dudes en preguntarme.

    La salsa de tomate se conserva muy bien, de hecho si le quitas el aire la puedes conservar en tarros durante meses. Una vez abierta ya la tienes que consumir en unos días y manteniéndola en frigorífico.

    Un saludo.

  2. Hola chef! como ves sigo fiel a tu blog y como no! tenía que poner en práctica la salsa de tomate que tanto utilizamos con cualquier plato. Una vez hecho lo he utilizado para un arroz blanco y también para hacer un sofrito para una menestra de verduras. La verdad es que es muy sencillito de hacer y la diferencia se nota.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.