GRADO DE DIFICULTAD: MEDIO

INGREDIENTES PARA 4-6 RACIONES

1 kg. de patatas

1 cebolla mediana (opcional)

5 huevos

1/4 lt. de aceite de oliva virgen extra

Sal

Pelar y quitar todas las posibles marcas (“ojos”) a las patatas, lavar y secar. Cortarlas de forma irregular, en trozos no demasiado pequeños y poner sal. Poner el aceite en una sartén suficientemente grande para que las patatas quepan con holgura. Cuando esté bien caliente echar las patatas (con lo que la temperatura del aceite bajará), subir un poco la temperatura y dar unas vueltas.

Una vez que el aceite vuelve tomar temperatura y a burbujear fijar el calor en posición intermedia. Las patatas hay que freírlas a fuego medio y darles vueltas de vez en cuando para que se hagan por igual.  Si se va a poner cebolla se añade bien picada a las patatas. Para evitar que la cebolla se queme es conveniente que quede “envuelta” entre las patatas, evitando que toque el fondo de la sartén.

Bajar un poco la temperatura y poner una tapa para que se sigan haciendo pero más lentamente, dando alguna vuelta como al principio. Cuando estén hechas (deben quedar más cocidas que fritas, pero tampoco hechas puré) se sacan con una espumadera a un escurridor que colocaremos sobre la sartén que luego vamos a utilizar para cuajar la tortilla. Dejamos un rato para que escurran bien y enfríen un poco.

Mientras, batimos los huevos con sal. No hay que batir demasiado, lo que se llama a “punto de tortilla”. Echamos en un bol y mezclamos con la patata. Al que le guste la tortilla con la patata muy deshecha, es el momento de aplastar un poco con un tenedor. Si se quiere con la patata más entera, no hay que tocarla, dejando simplemente que ésta absorba el huevo. Pasado un rato procedemos a cuajar la tortilla.

Si no se tiene mucha práctica es mejor elegir una sartén antiadherente que sea pequeña para que no coja mucho peso y facilite el dar la vuelta. Mojar el fondo con el aceite en el que hemos frito las patatas y poner a fuego fuerte. Echar una capa de 1 cm. aproximadamente (a gusto, hay a quien le gusta más alta). Dar forma al borde ayudándonos con un tenedor o espátula, mover la sartén en círculos como cuando se hacen crepes y en menos de medio minuto dar la vuelta con un plato. Volver a poner un poco de aceite y repetir la operación por el otro lado.

Para dejarla poco cuajada: fuego bastante fuerte, y dar vuelta en cuanto comprobemos que se mueve bien y que ha dorado.

Si se quiere que el huevo esté más cuajado: fuego más flojo, poner una tapa y mantener un poco más tiempo.

OBSERVACIONES:

Respecto a la tortilla hay gustos muy diversos. Unos prefieren la patata cocida, cortada muy pequeña y casi hecha puré. Otros que esté frita y entera. Alta, baja, seca o jugosa, cada uno tiene que encontrar el punto que prefiere. Yo me inclino por patata bastante entera, mucho huevo no muy batido y tortilla delgada.

Además de la cebolla, se le puede añadir pimiento verde, rojo, jamón, calabacín, espinacas…

Una recomendación: Siempre que se utilicen huevos en crudo o para tortilla conviene asegurarse de que  no tengan suciedad en la cáscara y para ello lo mejor es coger la costumbre de lavarlos y secarlos antes.

#gallery-1 { margin: auto; } #gallery-1 .gallery-item { float: left; margin-top: 10px; text-align: center; width: 33%; } #gallery-1 img { border: 2px solid #cfcfcf; } #gallery-1 .gallery-caption { margin-left: 0; } /* see gallery_shortcode() in wp-includes/media.php */

4 Responses

  1. Hola!

    Pues tienes razón, para dar vuelta a la tortilla no tengo ningún truco. Solo la práctica y la recomendación de no utilizar sartenes muy grandes hasta tener una cierta práctica. Es importante elegir el plato del tamaño adecuado, que se ajuste bien a la sartén, y práctica, nada más.

    Yo también voy a probar un día la tortilla de chips. Ya he oído que está muy buena y, desde luego, tiene que ser rapidísima de hacer!

    Un saludo.

  2. Hola!

    El otro día seguí la receta y realmente la tortilla sale muy rica…lo más compliacdo fue darle la vuelta, pero supongo que para eso no tienes receta no? Otro día me animaré con la idea que da Luis en este blog de hacer la tortilla de chips…tiene que estar muy buena!!

    Como siempre…gracias!!

  3. Hola Luis:

    Si, con la tortilla pasa como con la alineación de los equipos de fútbol. Hay prácticamente una por individuo! por eso no hay verdades absolutas, solo es necesario saber lo que hay que hacer para conseguir el punto que le gusta a cada uno. No he probado la de chips pero sí que he oído recomendarla y me he prometido probarla cualquier día. La verdad es que con patatas aceite y huevos casi todo lo que se consigue tiene que estar bueno. Por cierto, tengo razones para calificarte como un muy buen cocinero…..

    Un afectuoso saludo…

  4. Hola que tal todo,

    La tortilla la verdad hay variedad de gustos en la cocción poco hecha o muy hecha ,al punto, parece el protocolo de cocción de la carne, como muy bien dices.
    Has probado de hacerla con patatas chips….Ferrán Adrià simpre hace hincapié de esta receta.
    Otra manera es la tortilla de patata deconstruida, no la he hecho pero si he tenido el gusto de probarla y la verdad no esta nada mal.
    Parece mentira que una receta tan simple de para tanto

    Saludos desde Catalunya

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.