Crêpes de pollo al curry

DIFICULTAD: Fácil

INGREDIENTES (PARA 6-8 crepes):

  • 1 pechuga pequeña de pollo.
  • cebolla ajustada a la cantidad de pollo.
  • curry o salsa de curry.
  • 6-8 crêpes, pasta filo o pasta brick.

RECETA DETALLADA:

La receta es muy sencilla, por un lado hacemos el relleno del crêpe, para lo que troceamos el pollo en pequeños trozos (como si para un taco mejicano se tratase o incluso más pequeño), cortamos la cebolla también en trozos pequeños y rehogamos el conjunto. Cuando la cebolla esté hecha y el pollo dorado y hecho añadimos el curry. Para esta ocasión utilizamos curry en polvo aunque valdría cualquier salsa ya preparada. Diluimos el curry en un poco de agua para que se distribuya por igual por todo el relleno, calentamos un poco más para que parte del agua evapore y ya tenemos el relleno.

Ahora queda rellenar los “crepes” y hornearlos. La masa de los crepes se puede hacer o comprar. Otras alternativas son, como se indica en los ingredientes, la pasta filo o la pasta brick. Como en la receta anterior utilizamos pasta filo, ahora probaremos una pasta muy parecida, la pasta brick. Como diferencias importantes diríamos que la pasta filo es algo más delicada en su empleo (se seca más fácilmente) y también es más fina por lo que habrá que enrollar en más vueltas que la pasta brick. En cuanto al resultado es parecido en ambos casos así que lo que más os apetezca. En este caso hicimos entre 2-3 crepes por lámina. La pasta brick empleada es la siguiente y se puede adquirir en supermercados:

Pasta Brik

Rellenamos y formamos los canutillos. Para ello cortamos la lámina de pasta brick al tamaño apropiado, ponemos 2-3 cucharaditas de relleno y lo envolvemos formando un rollito. Como ya hemos dicho esta pasta es algo más gruesa que la filo por lo que requiere de menos vueltas que si utilizásemos esta última. Al relleno del pollo al curry se le puede añadir cualquier otro ingrediente que nos guste (salsa de queso, de manzana etc.). Esta misma salsa se puede añadir dentro o como decoración por encima una vez horneados.

Por último, precalentar el horno a 170-180º y tras 5 minutos ya estarán dorados, crujientes y listos para comer. Se pueden servir solos o con una tapa de pan en la base.

OBSERVACIONES:

Por si no ha quedado suficientemente aclarado, estamos hablando de la misma receta con tres presentaciones o “envoltorios” distintos. Crêpe (que se hace en sartén y tiene una textura blanda y flexible, como si de una tortilla muy muy fina se tratase), pasta brick que tiene una textura crujiente pero consistente, y pasta filo, crujiente igualmente y muy fina (según para qué recetas se aconseja utilizar varias hojas que al hornear se separan y queda como una especie de milhojas). Las tres se pueden hacer en casa o comprar en el supermercado. En esta receta me he referido a la pasta brick porque ha sido la que he utilizado esta vez.

Como curiosidad, la pasta filo que compramos tiene  forma rectangular y la brick redonda (no conozco todas las marcas así que no sé si es así en todos los casos). Saberlo nos puede servir para evitar que nos sobren muchos recortes.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Autor:

Tags: , , , ,

Por favor deje un comentario

Deje un comentario